Terapia de Pareja

Terapia de pareja
Terapia de Pareja

Cuando pensamos en las relaciones de pareja nos vienen a la mente conceptos positivos como compartir, crecer, enamorarse, etc. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otros no tan deseados como ceder, perdonar, cambiar, adaptarse, etc.

Es prácticamente imposible encontrar una pareja estable que no haya pasado por momentos difíciles. Ante un momento de crisis pueden suceder dos cosas: que sean capaces de superar esa dificultad cambiando lo que causa y/o mantiene el problema o que la relación se resienta y se deteriore.

Si estás leyendo esto probablemente sea porque ya habéis intentado superarlo pero no lo termináis de lograr. Pero si queréis volver a intentarlo de la mano de un profesional es el momento de empezar una Terapia de Pareja. Debéis saber que las parejas más felices no son las que tienen menos problemas sino las que han aprendido a gestionarlos juntos. La posibilidad de separación siempre va a estar ahí, pero si creéis que todavía vale la pena luchar por lo vuestro podemos empezar a trabajar desde hoy.

Debo avisaros que no es un proceso fácil, pero la separación tampoco lo es (y mucho menos cuando hay hijos de por medio). La única exigencia es que ambos estéis dispuestos a colaborar. Normalmente uno de los miembros acusa más el deterioro de la relación que el otro, pero ambos debéis tener voluntad de mejorar y estar dispuestos a cambiar lo que está destruyendo vuestra relación.

Los problemas más frecuentes con los que nos encontramos consulta son:

  • Problemas de comunicación
  • Celos
  • Infidelidades
  • No aceptación de las peculiaridades de la pareja
  • Problemas con las relaciones sexuales
  • Gestión del entorno familiar

 

Todos estos y muchos otros problemas se pueden trabajar mediante terapia de pareja. Antes de tirar la toalla intentadlo de un modo diferente.

 

«La única lucha que se pierde es la que se abandona»